Cómo un software de gestión de talento impacta a una empresa que se prepara para el futuro

Hace más de dos años que la empresa Tecno Diagnóstica, liderada por Carla Brenes, utiliza Nala para la gestión de talento, con la cual además de prevenir la fuga de talentos, cambiaron la dinámica de las evaluaciones de desempeño en la empresa. Aquí, su gerente general, cuenta cómo.

Aburrida de las evaluaciones de desempeño gigantescas, de 50 preguntas, trimestrales, Carla Brenes, gerente general de Tecno Diagnóstica, empresa de insumos para laboratorios clínicos, conoció Nala, mientras hacía una maestría de Data Analytics: “me encantó, vi un software con un approach distinto para hacer una evaluación mucho más integral, no solo del desempeño, sino que del talento humano y sobre todo de su desarrollo”.

En ese entonces, hace más de dos años, Tecno Diagnóstica, la empresa que lidera Carla, se encontraba en un periodo de crecimiento y habían empezado a hacer evaluaciones de desempeño: “Teníamos un software súper cuadrado, plano, y más bien lo que encontramos de parte de todos los managers fue mucho rechazo y apatía ante este cambio”.

Frente a esta nueva solución, Carla decide contratar Nala: “una herramienta donde poder potenciar a los colaboradores y poder ir midiendo ese seguimiento. Hoy por hoy, todos nuestros managers y colaboradores usan Nala para sus reuniones one to one, para sus planes de desarrollo. La herramienta ya está muy adoptada e integrada a nuestra cultura organizacional”.

 Un feedback más objetivo y transparente

El primer cambio que Carla vio fue la forma de hacer one to one y la frecuencia: “Antes eran algo que se hacía cuando teníamos tiempo, casi nunca, entonces no había un seguimiento tan de cerca del manager y su equipo”, afirma y agrega: “También hay una comunicación mucho más objetiva, lo digo desde mi experiencia personal, porque cuando me reúno con mi equipo lo hago con la pantalla de Nala abierta y podemos ver el feedback que han tenido en sus reportes, el feedback que les di yo”.

Tecno Diagnóstica, es una empresa familiar, de 30 años en el mercado del diagnóstico in vitro, que ha ido creciendo: “en un inicio no teníamos la estructura de una multinacional donde la mayoría de las cosas están inventadas o estructuradas, hemos ido construyendo poco a poco esa cultura y realmente en nuestros países latino a veces la cultura del desempeño no es fácil de lograr y tener esa estructura. Nala dio un gran apoyo en eso”.

 Creando confianzas junto a Nala

Para Carla, contar con el apoyo de Nala, y la experiencia de la fundadora María Fernanda Castillo ha sido fundamental. “La gente tenía dudas de que si realmente las encuestas o comentarios eran anónimos o no, si lo que estaban poniendo ahí se iba a tomar de forma positiva para generar cambios, o si iba a ser motivo para perseguir o despedir”, cuenta la gerente general, y añade: “Siempre es natural que la gente tenga estos cuestionamientos, entonces con el equipo de Nala hemos hecho muchos talleres, incluso en algunos que ni siquiera hemos participado los manager, para que así ellos sientan y confíen que el sistema es totalmente transparente y que lo que les estamos diciendo es como es”.

Incluso Carla ha mostrado cómo ve ella el sistema, donde no aparece quién hizo tal o cual comentario: “Y desde luego esto fue de la mano de una campaña de nuestra área de recursos humanos que ha hecho muchos talleres, reuniones pequeñas para solucionar dudas. Ha sido un proceso”.

Además, señala Carla, el equipo de Nala fue flexible, y los apoyó con cambios que se necesitaron en el camino “y así lograr una implementación mucho más exitosa”, afirma.

 Tecnología necesaria para prevenir la fuga de talentos

El equipo de Tecno Diagnóstica está repartido en tres países: Costa Rica, Nicaragua y El Salvador, y trabajando de manera remota, híbrida y presencial: “El software funciona para todas partes aún con las diferencias culturales que hay. Por ejemplo, los salvadoreños son mucho menos abiertos a dar feedback, ahí nos ha costado. Responden todas las preguntas, pero en el área de comentarios es difícil que expresen algo. Hemos trabajado mucho con ellos en charlas y talleres”.

Respecto a la cantidad de tiempo que llevan trabajando en la empresa, Carla cuenta: “Tenemos gente que tienen 23, 25 y 28 años de trabajar con nosotros. El promedio es 8 años”, y señala que tras la pandemia han visto un mayor movimiento en el personal, sobre todo los jóvenes altamente especializados, en los ingenieros. “Son muchachos jóvenes, que tenían 5 o 6 años de trabajar con nosotros y ya empiezan a aspirar a una jefatura o gerencia. Y en nuestra empresa, que es relativamente pequeña y por tener organización bastante horizontal, no es tan fácil ese crecimiento”.

Este problema lo han trabajado con la fundadora de la Nala, María Fernanda Castillo y su equipo: “han sido un gran apoyo, porque ahora siento que las nuevas generaciones tal vez no visualizan o aprecian tanto un crecimiento horizontal: oportunidades de capacitación, ver instrumentos nuevos. Muchos piensan solo escalar una posición en el organigrama y en ganar más. Ha sido un challenge”.

En esta misma línea, Carla destaca el modelo de predicción de fuga: “ha sido súper útil el modelo de predicción de fuga, es súper certero, cuando empiezo a ver a alguien en rojo, sé que a los dos meses va a poner su renuncia, entonces hemos tratado de trabajar en esto. Ha habido unas promociones internas, que ya teníamos planeadas, pero que hemos adelantado utilizando todo este contexto y panorama que nos da Nala”.

 Un cambio en la dinámica de la empresa

Para la gerente de Tecno Diagnóstica, el tema de las evaluaciones de desempeño, antes de Nala, era una pesadilla, hoy eso cambió: “Nala es dinámico, tienes encuestas y actividades diferentes todos los meses, cortas y fáciles de hacer. Gracias a que se basa en el análisis de datos, va acumulando toda esa información para al final darte una foto o panorama más integral de la situación del talento humano. Eso me gustó, es dinámico, no es aburrido”.

Y concluye: “Fue algo que cambió nuestra dinámica en la empresa, no fue agregar una tarea más, sino que una herramienta de trabajo, de tomas de decisiones a nivel gerencial y de colaboradores. Es un mecanismo para reconocer a los colaboradores, lo que me parece súper importante, a veces la gente valora más el reconocimiento público que el económico, y creo que eso con Nala se puede aprovechar muy bien. Es una herramienta que cambia tu dinámica de gestionar los equipos de trabajo”.

Abrir chat
Contacta vía Whatsapp
¡Hola!
¿Cómo podemos ayudarte?